2 marzo, 2024

Guion y Dirección; Carlos Kbal. Música: Gaston Da Costa. Fotografía: Guillermo Rovira. Edición/Montaje: Marcel Czombos. Sonido: Hernán Ruiz Navarrete. Música: Gastón Da Costa. Reparto: Horacio Fernández, Giselle Motta, Jorge Román, Cristian Salguero. Argentina, 2022. 82 minutos.

Los esteros del Ibera constituyen un inmenso territorio (14 %) de la provincia de Corrientes. Ahí, como en otros lugares del país, se produjeron avistamientos de Ovnis que provocaron mas curiosidad que temor. Las descripciones eran, mas o menos, coincidentes: objetos, de unos 10-12 metros de diámetro y que aparecieron no mas de una vez y posiblemente hayan sido para observar. También cuentan que se presentaron a algunos pescadores como bolas luminosas, de medianas proporciones, salidas desde el agua, que “ los sobrevolaban lentamente como observándolos y luego volvían a sumergirse”. No faltaron otros que ni siquiera comentaron los avistajes ni le dieron importancia y esos fenómenos, a veces, dejaron secuelas en la salud humana.

En ese marco, René y Walter, dos conductores radiales, tienen un programa sobre ovnis y ante la caída del único auspiciante, deciden redoblar la apuesta y llegar a la televisión. Acompañados por el destino, ese día cae uno de los objetos no identificados en los Esteros del Ibera. El programa “Misterios del Universo” ya tiene su primera propuesta. El fenómeno llama, también, la atención a una conductora de TV capitalina, Isadora, que se suma a la búsqueda de esa “Luz Mala”por la provincia.

En esta historia el paisaje es protagonista y es relatada, desde y con humor, sin caer en el fácil costumbrismo. Fue filmado en Caá Catí, generando medio centenar de puestos de trabajo de manera directa y otros tantos de modo indirecto y sirvió para recorrer la provincia de Corrientes, sede de historias increíbles basadas en leyendas como en relatos reales, revalorizando usos y costumbres correntinas, recopiladas por el director de años de viajes al interior de la provincia. «La mayor parte de las escenas que se suceden en la película, son de pobladores del interior que escuché de niño, cuando acompañaba a mi padre que era viajante de un molino de harinas y recorría las panaderías del interior de la provincia».

Los Esteros del Ibera son protagonistas esenciales de esta producción por sus paisajes y sobre todo por el lugar que ocupan dentro de la famosa leyenda popular. Esta propuesta obtuvo el premio a la “Opera Prima” del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (Incaa),

» Hay dos personajes perdedores”(…) » compran una cámara, ven que cae el ovni, no lo pueden grabar y van en búsqueda de ese ovni y ahí es cuando un oyente les avisa que cayó en su campo, cerca de Caá Catí. Por ahí va la peli pero hay verla». “Los actores son todos correntinos menos Jorge Román que es de Formosa». “Muchos de los bolos, incluidos en la película, son de no-actores que elegí porque representaban clara y sinceramente la personalidad correntina”. Es una producción de muy bajo presupuesto.

“La luz mala” es la ópera prima de Kbal como director. Hay pasión por contar el futuro, siempre susceptible al cambio porque, si hay libre albedrío, se puede actuar de muchos modos y las cosas ocurrirán o no. Kbal entiende que no hay guiones inamovibles y la película, pequeña, no deja mucho. Ni siquiera en lo exuberante del paisaje.

Fuente: El Espectador Emancipado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *