26 noviembre, 2022

Título del libro: Dominio eminente. Teoría de la Clase B y la cultura tradicional en diáspora desde el “otoño de la edad media”.

Idioma: Español

Editora: ASL ediciones

Colección: Teoría estética

ISBN: 978-987-87-2026-5

Buenos Aires, 2022

350 páginas

ACUMULACIÓN IMAGINARIA: fase paralela a la de la acumulación originaria de la sociedad liberal-capitalista. Es aquella en donde se acumulan como reservorio mental los subtextos justificatorios a la irrupción de tal mentalidad y que actúan en detrimento de lo tradicional, usurpando su lugar. Forman parte de la acumulación imaginaria -por ejemplo- la leyenda negra antiespañola en particular y antilatina y anticatólica en general. Ahora se le ha sumado la leyenda negra anti-Hollywood.

ADMISIÓN POLÉMICA: el aceptar por parte del concepto del cine en su hacer de cierto estado de cosas actuante ya a diario en la modernidad, pero en paralelo la no- aceptación de su carácter ineluctable, fatal, ni menos como imperativo histórico y o de “evolución”.

ALTER MUNDUS: el mundo opuesto por excelencia en las diégesis fantásticas y de terror. Si bien participan de lo geográfico apuntan más bien a territorios mentales y sobre todo espirituales que se oponen al aquí y al ahora diegéticos en el cual emergen algunas de sus manifestaciones.

ANULACIÓN O SUSPENSIÓN FANTÁSTICA: condición física, somática o mental que padecen los sujetos-otros de la condición fantástica y del film de horror. Por lo general esta anulación atiende a una condición ya dada como habitual a partir de la movilización total de la modernidad, y con ella se pretende proceder a un distanciamiento anímico sobre el espectador para que éste pueda observar ciertas condiciones del propio “mundo en que vive”.

COMPLEMENTARIEDAD DECRECIENTE: analogía entre dos personajes tipo -sobre todo corales- cuando, por ejemplo, la segunda figura en aparecer en la diégesis es o mantiene alguna característica, modo o valor con un grado más bajo en relación con su par anterior.

COMPRENSIÓN EXTENSIVA: en el cine toda comprensión extensiva implica un fuera de campo. También, que cada film anterior en el tiempo es comprendido en la medida en que su extensión en la autoconciencia lleva implícito un plus de significación al estado de acceso contemporáneo a su realización. Tenemos entonces: el tiempo de su aparecer-recepción; luego el de nuestro tiempo particular–histórico como espectadores; luego, el tiempo autoconciente, en el que los otros dos se actualizan –quia-; y un cuarto tiempo que englobaría a los tres anteriores en una convergencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *